GOOGLE TRANSLATE

Blogger Tips And Tricks|Latest Tips For BloggersFree BacklinksBlogger Tips And Tricks
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Powered By google

Translate

lunes, 2 de mayo de 2016

El acelerador de partículas más grande y energético del mundo ha sido puesto fuera de servicio por un pequeño roedor.

coma

Sorpresa, uno de los sistemas tecnológicos más avanzados del mundo, el Gran Colisionador de Hadrones -concebido como el acelerador de partículas más grande y energético del mundo- ha dejado de funcionar y todo apunta a que fue por la mordida de una pequeña comadreja.

“Tuvimos problemas eléctricos y estamos seguros de fueron causados por un animal pequeño”, explica Arnaud Marsollier, jefe de prensa del CERN. “Una comadreja, probablemente”. Según un documento interno publicado en la web del laboratorio, el LHC sufrió un corte eléctrico general después de que el roedor masticara un transformador de 66 kilovoltios. Eso explica también lo que ocurrió con el pobre bicho: tremenda descarga lo dejó frito en un instante.

De acuerdo con ese mismo documento, el mamífero era en realidad una garduña(Martes foina), un depredador nocturno que puede llegar a medir medio metro de largo. Un usuario de Reddit compartió una foto del animal muerto que deja claro que no era exactamente una comadreja. Sea lo que fuera, su hazaña tiró abajo todos los circuitos del Gran Colisionador de Hadrones junto con el gigantesco sistema de refrigeración criogénica.

Arreglar todas las conexiones del transformador “llevará días” y extraer el helio de la línea criogénica para recuperar su funcionamiento tomará “al menos una semana”. El fallo obliga al sector 8 a funcionar con un presupuesto menor de consumo de energía, lo que acarrea un riesgo de cortes eléctricos

El caso de la “comadreja” recuerda a un incidente similar de 2009 en el que un pájaro dejó caer un trozo de pan sobre una subestación y causó otro apagón. “Estamos en el campo, aquí hay animales salvajes”, comenta Marsollier.

El cierre del LHC —de 7.000 millones de dólares— se produce cuando el CERN se preparaba para recoger nuevos datos sobre el bosón de Higgs.

FUENTE : TECNOLOGIA.STARMEDIA.COM